Nuevas tasas a la vista: TOBIN Y GOOGLE, ¿quién las pagará?

 

Amigos míos, en estos nuevos tiempos tecnológicos tendremos que acostumbrarnos a nuevos tributos, así que en febrero el Consejo de Ministros ha aprobado los Proyectos de ley de la tasa Google y la tasa Tobin. Unas medidas que ya presentó el pasado año pero que no pudieron salir adelante con el adelanto electoral. El Gobierno quiere contar con estos ingresos en el presupuesto de este año, se espera recaudar unos 2.000 millones en total con ambos tributos, si bien, creo que no se cumplirán las expectativas y se quedarán cortos.

Además, lo más probable es que la liquidación de la tasa Google se aplace hasta final de año para intentar usar este asunto en la negociación de aranceles con Estados Unidos y con su presidente TRUMP.

La idea de aplazar la liquidación, suspendiendo los pagos a cuenta hasta la liquidación final de año, es dar tiempo para llegar a un acuerdo en la UE (que creo que no será posible) o más probable en el marco de la OCDE (que engloba las economías más importantes del mundo), así que teniendo en cuenta que todos somos, al menos, igual de inteligentes, es probable que tengamos sorpresas en la aplicación final de esta tasa por negociación con EEUU, ya que si la usan para paliar aranceles, pues puede quedarse en nada (teniendo en cuenta que casi todas las compañías que la pagarían, hipotéticamente, son Estadounidenses.

Francia ha sido uno de los primeros países en crear este impuesto y lo hizo de manera unilateral. Sin embargo, el pasado enero congeló su tasa digital para intentar llegar a un acuerdo con EEUU después de que este país anunciara aranceles por valor de 2.160 millones de euros sobre productos franceses.

La Comisión Europea, por su parte, trabaja en la creación de un tributo de las mismas características que la tasa Google para todos los países miembros, con el objeto de tener una fiscalidad común respecto a la economía digital. Bruselas calcula que este impuesto común podría recaudar 6.000 millones anules para la UE.

 

Pero ¿qué son exactamente las tasas Tobin y Google y a quiénes afecta?

La tasa Tobin, también conocida como tributo a las transacciones financieras, gravará con un 0,2% las compraventas de acciones de firmas españolas con una capitalización bursátil superior a mil millones. El Gobierno debe publicar una lista de las empresas afectadas.

Por otra parte la tasa Google, Es un tributo que gravará algunas operaciones realizadas por las grandes multinacionales tecnológicas que en la actualidad no tributan. Se establece un tipo del 3% a los ingresos generados por servicios de publicidad dirigida en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos obtenidos a partir de información proporcionada por el usuario.

 

¿A quién afecta o quién recaudará La tasa Google?

Afecta a empresas con ingresos anuales mundiales de al menos 750 millones de euros e ingresos en España superiores a 3 millones. Es el caso, por ejemplo, de Google, Facebook y Amazon.

Si bien, estarán exentas las compañías de comercio electrónico que implica la venta de bienes o servicios entre los usuarios en el marco de un servicio de intermediación en línea; y las ventas de bienes o servicios contratados en línea a través de la web del proveedor de esos bienes o servicios en la que el proveedor no actúa como intermediario. Además, se excluyen de la tasa determinados servicios financieros. Y las prestaciones digitales que sean
realizadas entre entidades que formen parte de un grupo con una participación, directa o indirecta, del 100% quedarán también fuera del impuesto.

Eximirá así a Cabify, Zara, Wallapop y El Corte Inglés. No ocurrirá lo mismo con Telefónica, Uber, Airbnb y Facebook.

El Gobierno español espera recaudar 1.200 millones de euros anuales. Sin embargo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) rebaja la recaudación a una horquilla de entre 546 y 968 millones.

¿Por qué he dicho antes que empresas recaudarán el tributo, en vez de haber dicho, pagarán el tributo?

Auto pregunta: Amigos, no se alegren tanto por estos tributos que pagarán las grandes
tecnológicas o financieras. No se pongan muy contentos porque ya era hora de que las financieras devuelvan el rescate bancario, bla bla bla. En resumen, reflexionen y utilicen su inteligencia para llegar a conclusiones empíricas e históricas y respóndanse a sí mismos la siguiente pregunta, ¿quién termina pagando absolutamente todos los tributos?

La ‘tasa Google’ dicen que no grava al usuario de servicios digitales, por lo que de entrada no supondrá gasto alguno para el consumidor. No obstante, según la patronal tecnológica Ametic, el nuevo impuesto creará barreras de entrada al mercado para ‘start-ups’ y pymes y puede repercutir de forma negativa en los usuarios al resultarles más caro acceder a los servicios de las plataformas digitales. Ametic sostiene que las grandes tecnológicas como Amazon, Google o Facebook podrían repercutir este impuesto en el precio final a las pequeñas empresas, autónomos, usuarios, organizaciones sin ánimo de lucro u organismos públicos que utilizan estas plataformas. Un informe del sector apunta que la tasa cargará hasta 665 millones a los consumidores.

El Gobierno español espera recaudar 1.200 millones de euros anuales. Sin embargo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) rebaja la recaudación a una horquilla de entre 546 y 968 millones.

Así que si son usuarios de tecnología o trabajan con entidades financieras, que lo son. Ya saben quien pagará estas tasas tan simpáticas y habrán respondido a la auto pregunta anterior.

 

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *